VERACRUZ

 

Letra: Luis Díaz Castilla - Música: Agustín Lara

 

 

Yo nací con la luna de plata,

y nací con alma* de pirata,

he nacido rumbeo y jarocho, trovador de veras

y me fui lejos de Veracruz.

 

Veracruz, rinconcito donde hacen su nido

las olas del mar;

Veracruz, pedacito de patria

que sabe sufrir y cantar.

 

Veracruz, son tus noches diluvio de estrellas,

palmera y mujer.

Veracruz, vibra en mi ser.

Algún día hasta tus playas lejanas

tendré que volver.

 

 

Casi todos los artistas nacidos en tierra jarocha, han tenido a Veracruz como distintivo, tal vez por sus características literarias y musicales tan especiales y determinantes.

En realidad, Veracruz fue el resultado de una francachela que hizo refugiarse a sus autores (Agustín Lara en la música y el vate Luis Díaz Castilla en la letra) en el Hotel Diligencias, frente a la Plaza de Armas del puerto de Veracruz. El día estaba muy avanzado y los dos amigos sufrían una “cruda” bastante cruel, provocada por la borrachera de la noche anterior que los había dejado, entre otras cosas, sin dinero. Así, para matar la sed, el hambre y el tiempo, buscaron un pedazo de papel de baño y dieron rienda suelta a su inspiración, para que surgiera aquella letra primorosa a la que Agustín le puso música en tiempo de bolero. Para estas fechas, Agustín se había declarado jarocho de pura cepa y aunque aquello de “rumbero, jarocho y trovador de veras” no rieron propiamente sus palabras, sí las adoptó para crear una leyenda de veracruzano, muy merecida.